Modern love: una serie para amar

Quiero contarles que vi “Modern Love” por Amazon Prime Video y me encantó.

Está basada en la columna del New York Times que lleva ese nombre y que recopila historias de amor de muy diversas naturalezas: un portero albano de un edificio que cuida a una de las inquilinas de los varones díscolos y malintencionados, una chica bipolar que no sabe cómo lidiar con sus ataques cuando encuentra al hombre indicado, un CEO que se desarma en los brazos de una única mujer, ancianos que comparten maratones y más.

En la serie esto se expresa en emotivos y cálidos ocho capítulos, independientes entre sí, donde no solo se trata de un muestrario de grandes estrellas como Anne Hathaway, Dev Patel, TinaFey y John Slattery sino de personajes súper próximos y empáticos.

De situaciones divinas que son, claramente, asuntos de la vida cotidiana.

Cruza de los aires del cine de Woody Allen (“ese” New York es el que se despliega en la pantalla) con el poderoso valor de la crónica periodística.

Es, sí, una serie que realza esa nobleza que es base del oficio periodístico: simplemente contar con belleza y proximidad-humanidad una historia.

La índole de esta serie (comedia romántica) pertenece a un género difícil: hay que encontrar el equilibrio justo entre el dulzor del almíbar y la acidez del limón. Buenas noticias: aquí está muy bien calibrado.

Y la vara estaba muy alta porque “Modern Love” tenía antecesoras poderosas: no solo la columna de romances reales -enviadas por los lectores- que “el Times” publica hace 15 años y sus lectores aman, sino también un podcast poderosísimo del mismo medio, y con el mismo nombre (eso es saber hacer periodismo y transmedia, amigues).

Esa colección de episodios sonoros, que vienen funcionando desde 2014, ha contado con artistas tremendos para la narración oral: Isabelle Huppert o Ethan Hawke por ejemplo.

Con tales antecedentes “Modern Love” para el streaming era “todo un reto”. Y, aunque algunos capítulos son mejores que otros (más ajustados en los guiones, más sólidos en los personajes, más afianzados en las atmósferas), el conjunto no deja de ser una deliciosa colección sobre las formas del amor contemporáneo.

Bien por John Carney el ideólogo de este producto. Claramente, también, Amazon tiene varias series que son superiores a los caballitos de batalla de Netflix.