Ingrid goes west: la soledad en clave negra

“Ingrid cambia de rumbo” (Ingrid goes west, EE.UU., 2017) es una interesantísima película que podés ver en Netflix

Ganadora de Spirits Film Awards a Mejor Película (guión de David Branson Smith y el propio Spicer).

Lo atractivo de este filme es cómo la narrativa cinematográfica (la banda sonora es un apunte hermoso) diseña el recorrido visceral y autodestructivo del personaje, y al mismo tiempo juega con la empatía del espectador para desdramatizar o alivianar lo que es trágico.

Pero el objetivo de ese doble sentido en el guión y del planteo visual y sonoro no es suavizar el visionado sino ponernos en crisis subrepticiamente, sin que nos demos cuenta.

Ópera prima de Matt Spicer que en clave de comedia negra, introduce los giros aparentemente superfluos y ni una sola bajada de línea directa (pero sí con una postura contundente sobre internet, la adicción, la obsesión y sus peligros) para trazar un mapa de relato contemporáneo muy atractivo.

Aubrey Plaza y Elizabeth Olsen (y todo el reparto estupendo) hacen el resto.